Ideas e investigación

La aceleración digital pone a los directores de sistemas de información (CIO, por sus siglas en inglés) al mando

un estado de construcción de capital

Hace unas semanas, tuvimos el placer de reunirnos con los CIO estatales en persona en la Conferencia Anual de la Asociación Nacional de CIO Estatales (NASCIO) de 2021. Esta fue la primera reunión anual en persona con nuestros compañeros en bastante tiempo; estuvo muy concurrida y fue una gran oportunidad para ponerse en contacto, compartir las mejores prácticas y comentar las estrategias para 2022 y más adelante. Nuestras interacciones y debates en el evento confirmaron los temas y conclusiones del informe de NASCIO sobre el estado de los CIO, publicado en coordinación con el evento. 

Los hallazgos clave del informe confirmaron que no hay que volver a los modelos prepandémicos del lugar de trabajo y que la visibilidad del rol del CIO se ha elevado a un nuevo nivel de apreciación a medida que las organizaciones se han vuelto más dependientes digitalmente. Estas son algunas de nuestras ideas y reflexiones acerca del futuro de los CIO estatales.

El ciudadano es el destino 

Tradicionalmente, muchos CIO veían a las agencias estatales como sus clientes. Hoy en día, ese enfoque se ha desplazado hacia el ciudadano, que es ahora la prioridad número uno en todas las oficinas de gobiernos estatales. Las soluciones y los servicios deben diseñarse para que los ciudadanos puedan realizar y acceder a sus necesidades empresariales en línea de la forma más fácil y cómoda posible desde cualquier dispositivo. Ser capaz de proporcionar esto no solo conduce a una mejor experiencia del ciudadano, sino que puede aliviar la presión sobre el personal y las operaciones de la agencia. Si las transacciones sencillas y rutinarias pueden automatizarse, hay más tiempo para centrarse en trabajos y problemas más complejos, estratégicos y significativos. 

Si bien el estado ideal del futuro es ofrecer a los ciudadanos autoservicio (una ventanilla única a través de un clic de su teléfono o de su ratón) todavía existen barreras para satisfacer estas demandas. El intercambio de datos entre agencias sigue siendo un problema, no solo por los sistemas aislados o heredados, sino por las cuestiones políticas y de privacidad. Idealmente, los estados podrían configurar una ventanilla única para todas las renovaciones (un único portal en el que poder renovar el carné de conducir, la licencia de pesca y pagar impuestos a la vez), pero los estados no están configurados para actuar como una sola entidad en este sentido. Sin embargo, con este enfoque compartido en el servicio al ciudadano o con un enfoque integral, podríamos ver cambios que permiten este tipo de ofertas de servicios colaborativos. 

¿Es hora de un ajuste o de algo totalmente nuevo? 

Para cumplir con las expectativas de los ciudadanos, los estados recurren cada vez más a soluciones de código bajo para sacar a la luz las aplicaciones rápidamente. Aunque el código bajo fue citado como la tecnología más impactante, superando a la IA, en el análisis de la NASCIO, es importante recordar que este código consiste simplemente en reemplazar un sistema por otro. 

Antes de modernizar un sistema o proceso, es importante dar un paso atrás y observar el flujo del proceso y cómo está funcionando desde la perspectiva del ciudadano y de los empleados estatales que le prestan servicio. ¿Aún necesita ese sistema? ¿O existe una mejor manera de completar ese proceso dados todos los activos digitales que una organización puede tener disponibles en la actualidad? La pandemia obligó a implementar planes tácticos rápidos para mantener el funcionamiento de las operaciones y forzó la adopción de planes digitales. Ha llegado el momento de mirar hacia atrás y cambiar al pensamiento estratégico. Ahora que tenemos nuevas herramientas y formas de trabajar, ¿existen prácticas mejores? ¿Hay una manera mejor de prestar servicios? 

¿Los empleados se acercan o se alejan de usted?

La "gran dimisión" no solo se produce en el sector privado. Está afectando también a las organizaciones gubernamentales estatales y locales. Igual que el sector privado, los organismos estatales y locales tienen que buscar nuevas formas de atraer y retener el talento. Los acuerdos flexibles de trabajo desde casa para funciones que han demostrado ser productivas deben hacerse más permanentes para satisfacer las nuevas expectativas del personal. El trabajo a distancia también puede aumentar el grupo de contratación, permitiendo a las agencias estatales situadas en áreas metropolitanas contratar en zonas más rurales y permitir a los estados hacer ofertas salariales más competitivas.

Construcción de cinturones de seguridad digitales 

Sin embargo, ofrecer opciones de trabajo remoto genera mayores desafíos de seguridad a medida que crece el número de personas que acceden a su red desde el exterior. Zscaler está bien posicionado para hacer frente al reto de proteger al personal que trabaja de forma remota. La confianza cero estuvo en boca de todos en NASCIO, ya que los estados buscan formas rentables de brindar acceso al conjunto ampliado de aplicaciones digitales a plantillas distribuidas. Trasladar la seguridad del centro de datos a la nube reduce los gastos relacionados con el mantenimiento de los activos de seguridad física. También hace que sea más fácil de mantener y de implementar para los usuarios según sea necesario. La seguridad tiene que ser fácil de usar para que la gente cumpla los requisitos correspondientes y no se obstaculice su día a día.

Más allá de la seguridad, la confianza cero puede ayudar a las agencias a modernizar su gestión de las TI. Al ponerla en práctica, hay un elemento de suma importancia en cuanto a la gestión de activos e identificación de tecnología heredada que es increíblemente valioso en cualquier organización. 

Aplicación estricta de los límites de velocidad de contratación

Las reglas y procesos contractuales se relajaron durante la respuesta a la COVID para ayudar a las agencias a obtener las tecnologías y los servicios que necesitaban para adaptarse rápidamente al trabajo a distancia y trasladar los servicios orientados a los ciudadanos en línea. Según el informe de NASCIO, los CIO consideran que estos cambios en las adquisiciones probablemente no se mantendrán después de la pandemia, lo cual es probablemente algo positivo. Los estados son administradores del dinero de los contribuyentes y, como tales, necesitan una revisión rigurosa de cualquier compra para garantizar que los fondos se utilizan de forma justa y eficaz. A medida que volvemos a la "antigua normalidad" en la contratación, hay un par de atajos seguros que los estados pueden utilizar para acelerar la contratación de las compras previstas. Esto incluye el uso de mecanismos de contratación GSA y (para tecnología en la nube) el programa StateRAMP de reciente lanzamiento. 

Fue genial volver a reunirnos en persona con tantos CIO estatales innovadores y comprometidos que están empezando a trazar su recorrido hacia el futuro en un mundo pospandémico. Aquí en Zscaler, nos complace ayudar a que ese camino sea más seguro y sencillo tanto para los usuarios finales como para los administradores. 

Manténgase informado sobre los últimos consejos y noticias en materia de transformación digital.

Al enviar el formulario, declara estar de acuerdo con nuestra política de privacidad.